jueves, 17 de mayo de 2018

Con y sin melhfa

Lehdía Mohamed Dafa 

Una breve entrada en Facebook a propósito de mi participación en el 38 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), celebrado en Barcelona hace unos días, ha agitado para mi sorpresa las “redes sociales saharauis”. El motivo es que no llevaba puesta la melhfa durante la presentación de mi trabajo como se podía ver por la foto que añadí. 


Cientos de comentarios intolerantes y misóginos, algunos rayanos con el fascismo, condenaban mi actitud; incluso memes en los que se disparaba a la nuca a mujeres con el letrero de "laicas, liberadas y herederas de Nawal Saadawi", como el de la imagen, en el que se incita al asesinato.


Nadie tuvo la delicadeza de preguntar por el tema de mi presentación en el Congreso, que por cierto tenía que ver con la salud mental de los refugiados saharauis… pero  afortunadamente también se pudieron leer voces solidarias de hermanas y amigos defensores de las libertades individuales.
 
En el debate se podrían clasificar distintos tipos de opiniones. Los defensores de la melhfa como un símbolo religioso se mostraban profundamente ofendidos y justificaban su enfado basándose en que la sociedad saharaui es una sociedad musulmana y conservadora, y que por tanto, las mujeres ante todo tenemos que acatar las normas religiosas. Una mujer que no se cubre, dicen, incita a todo tipo de actos pecaminosos y con ello desobedece a Allah. Otro grupo, culpaba a Occidente por la contaminación de nuestras costumbres, dado que es aquí donde algunas nos formamos y muchas de nosotras trabajamos o desempeñamos nuestra actividad profesional. Uno de tantos comentarios resumía con claridad la posición: “no importa lo que una mujer saharaui pueda llegar a ser en la vida, lo más importante es que sea una musulmana auténtica, y como tal, tiene que llevar puesta su melhfa, como expresión de su honra y de su decoro ante Allah y la sociedad”.
Otro grupo intentaba descafeinar la dimensión religiosa de la melhfa, alegando que ésta es más bien un símbolo de nuestra identidad cultural y política. Intercalando las consabidas consignas propagandísticas con una cierta manipulación emocional en la que se nos hacia ver lo ingratos que somos los hijos (hijas en este caso) que el Frente Polisario ha educado y que ahora le corresponden atacando un símbolo nacional como la melhfa. Con cierta solemnidad incluso, nos conminaban a cumplir con el deber y con la responsabilidad de conservar la melhfa como “nuestra mejor baza de resistencia frente a los intentos de aniquilamiento del enemigo marroquí”, sic. 



Pero también, entre tanto comentario e iconito, hay motivos para el optimismo y la esperanza. Un tercer grupo constituido por muchas mujeres jóvenes y algunos hombres, negaban rotundamente que la melhfa sea una modalidad mas del velo islámico; y que en cualquier caso  vestirla o no, es una decisión exclusivamente personal, siendo inaceptable que pueda ser una imposición religiosa o social. Por otro lado, preguntaban a "los defensores de la melhfa" como símbolo identitario, por qué no se les exige lo mismo a los hombres con la “darraá”, que es la vestimenta tradicional masculina en nuestra cultura. 

De estos dimes y dirites algo parece claro: frente a los avances y logros que las mujeres vamos consiguiendo, hay una resistencia ofuscada, que utiliza a su conveniencia cualquier idea por peregrina que sea para limitar nuestra libertad y autonomía personal y para recluirnos en el papel subordinado que la sociedad patriarcal saharaui nos asigna. El control de nuestros cuerpos es el centro de sus obsesiones enfermizas, en él se libran todas las batallas de la moral, la religión y la tradición. Y es emocionante y alentador ver cómo las jóvenes saharauis, con distintas sensibilidades e influencias culturales ( de Argelia, España, Cuba, Marruecos y Mauritania), han entablado un debate serio, constructivo y de altura intelectual, poniendo en tela de juicio el papel y la funcionalidad de ciertos valores, tradiciones y símbolos religiosos o identitarios incuestionables hasta ahora como la melhfa. Un ejercicio de análisis y crítica social revelador; y una experiencia que debe hacernos reflexionar sobre la manera con la que tratamos de blindar nuestra cultura y preservar nuestra identidad, en un mundo plural y cada vez mas globalizado, en el que la convivencia y la tolerancia son factores críticos de progreso. 

17 de mayo de 2018

5 comentarios:

  1. Lehdia
    En respuesta a los críticos poned un resumen de tu ilustrada conferencia en las redes sociales y pides opiniones y críticas sobre el contenido del tema tratado.Puedo adelantar que solo algunos que pueden dar opiniones o ninguno.lo que crítica tu vestimento no valora la materia académica qui tu has presentado en un mundo que todavía los intelectuales sahrauis no han encontrado un nicho en ėl.
    Lehdia pierdes tiempo y energía de responder a comentarios de personas atados al pasado y miran con ojos de otros tiempos.
    Adelante sigues tu camino y abrir un camino a tu pueblo en el mundo académico.
    Un persona que aprecia tu esfuerzo y te quiero mucho como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Que triste ver la ignorancia de algunos paisanos a la hora de abordar algunos temas como lo son la religión o la vestimenta de cualquier individuo . Es curioso que la mayoría de hombres saharauis apoyen la idea de que la mujer Sahraui es la verdadera luchadora en nuestra causa y luego ataquen a las mujeres por la forma de vestir o comportarse no acuerdo a sus creencias o costumbres . Sinceramente a los saharauis nos queda mucho para ser una sociedad liberal en muchos haspectos y es un flaco favor a la lucha el hecho de que no dejemos expresar con total libertad y respeto a las mujeres creo firmemente que la sociedad Sahraui debe caracterizarse no por sus vestimentas sino por la libertad y respeto a todas las ideas o creencias, por esas cosas sí que debemos luchar no por algo tan estético .
    Muchos ánimos , aquí tienes un aliado más !

    ResponderEliminar
  3. لهدية إذا كنت ذاهبة الى مكان ما و ترمين حجرا على كل طلب نبحك في الطريق فلن تصلي الى المكان المقصود في الوقت المناسب؛ وعليه لا تردي على من يلاحظ الشكل بدل المضمون لان ذلك سيفتح بابا يصعب غلقه؛ وحسبك تعرفين عقلية مجتمعنا
    من شخص يحب لك الخير و يقدر مجهودك

    ResponderEliminar